Sabemos que se escucha como un sueño eso de vivir en viajes de trabajo. Pero si lo has hecho sabrás que poco tiene de glamuroso trabajar tanto y pasar tanto tiempo sentando en un traslado.

Nosotros te damos los mejores tips para que intentes disfrutarlo al máximo.


1. No dejes nada para el último momento: asegúrate de tener todo listo antes del día de partida. Comprar tus boletos de avión, reservar con tiempo e incluso buscar promociones con comida incluida puede ahorrarte mucho tiempo y dinero.

    2. No cargues demasiado: si el viaje de negocio que tienes en puerta de pocos días opta por cargar lo menos posible, así te evitarás grandes revisiones en el aeropuerto, además, se te facilitará el proceso de traslado.


      3. Tiempo de vuelo: ¡No te duermas! Aunque el tiempo de traslado es utilizado para dormir, seamos sinceros, nunca se duerme bien y terminas más cansado que cuando subiste. Aprovecha este tiempo para escribir correos y terminar pendientes.


        4. Lleva una agenda: planea cada minuto de tu día laboral, organízate para que tus trabajos estén en tiempo y forma, pero sé honesto y no te pongas metas de tiempo imposibles.


          5. Contrata servicios de traslado: estos servicios evitarán que llegues tarde a tus citas de trabajo si no conoces muy bien la ciudad, además siempre dará buenas opiniones si llegas adecuadamente a tu destino.